Suspiros (una breve crónica de sus largos viajes)



Mis suspiros viajan hacia ti.

Brotan desde algún lugar de mi corazón, en donde habita tu recuerdo, entre fuentes de luz y color; te extrañan como yo te extraño a ti, te piensan porque siempre pienso en ti. Cierro los ojos, me descuido y se escapan. Uno, dos, tres suspiros... después brotarán más. Una contracción en el diafragma les da el impulso necesario para salir. Apenas entran en contacto con el aire extienden sus pequeñas y frágiles alas, asimilan la realidad, transparentes, casi invisibles, se dejan llevar por el viento, sin saber a dónde van, sin saber cuándo llegarán.

Y ahí van, jugando con el viento. Ascienden y se pierden entre las nubes, entonces vuelven a descender, aferrándose a tu recuerdo, guíados por una ilusión. No descansan y sin embargo te sueñan cada noche, buscan tu mirada reflejada en la luna y en su luz los intermitentes latidos de tu corazón. Te sienten cada vez más cerca y eso los hace estremecer.

Tú no los esperas y sin embargo eres su razón de ser.

Falta poco, cada vez menos.

Ha sido un largo recorrido, pero por fin sucede... te encuentran, te miran desde lejos. Su largo viaje ha terminado. Y algo pasa, dejan de ser suspiros, se contraen un poco, un poco más, hasta convertirse en una diminuta esfera, invisible, suspendida en el aire, entonces se expanden,  florecen. Metamorfosis Instantánea. Se convierten en caricias de viento, juegan con tu cabello, dibujan espirales a tu alrededor, te dan un beso en la mejilla, te miran a los ojos, escuchan tu voz, susurran suavemente a tu oído -versos de amor en el idioma del aire, porque no conocen otro idioma o porque tal vez así es mejor-. Se alejan un poco  y con un último impulso se estrellan en tus labios.

[...]

Por un instante, mientras mi suspiro se desvanece en tus labios ocurre algo, los latidos de mi corazón se sincronizan con los tuyos, el mundo parece detenerse por un segundo, dos segundos, tres, cuatro, cinco, tálvez más... y vuelve a girar, todo vuelve a la normalidad. Ha finalizado ya, pero no importa, sabe que lo ha hecho bien, su ciclo ha terminado. Sin embargo, antes de desvanecerse por completo sonríe, sabe que después de él vendrán más, siempre habrá más, siempre será asi, porque siempre pienso en ti.

Peace&Love

1 comentarios:

ave de estinfalo dijo...

Me enamoré...

es que... no manches, escribes tan genialmente y además está tan bonito... (*3*)


Y... ni se que decir, es que... waaaa!! me dejó sin palabras, (T___T) es lo más bonito que he leído.

Ya pues... me voy porque me falta terminar mi tarea de fenómenos de transporte, pero no sin antes decirte que te quiero muchísimo, más de lo que te puedas imaginar... nunca lo olvides (n__n)

;)

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...